LA VOZ QUE NADIE ESCUCHA

PROYECTO PILOTO EN CENTROS PENITENCIARIOS

Este es un proyecto de mediación cultural y transformación jurídica centrado en un colectivo invisible. Alternativas culturales a la privación de libertad. Un experimento piloto de dos años. Feminista, seguro. Ambicioso, sin duda. Utópico, quizás. Pero hemos venido a soñar.

¿Qué nos lo impide? Contamos con el apoyo de Instituciones Penitenciarias, la colaboración de diferentes instituciones y la fuerza de un grupo jurídico de expertas preparadas para elaborar un informe sobre la situación de las mujeres en las prisiones y un Programa Marco sobre cómo llevar este sueño a cabo. Si eres periodista, jueza o juez, jurista, magistrada, o simplemente estás a favor de este experimento, esperamos contar también con el tuyo.

Creemos en el poder de la cultura (en todas sus formas) para escapar del bucle de delincuencia y el castigo. La mayoría de las mujeres que entran en prisión vienen de otras prisiones: la pobreza, el maltrato, la droga, la calle, la violencia, el engaño, el encubrimiento, la desigualdad, la incultura. Son mujeres que tuvieron menos suerte que nosotras. Mujeres que nacieron en la dirección equivocada; en unos brazos inseguros; en la noche más fría del año. ¿Qué posibilidades tiene una niña que crece en la Cañada Real de llegar a la universidad? ¿Y a tener un trabajo digno o a fascinarse con un cuadro del Museo del Prado? ¿Cuántas Tara Westover habrá por el mundo? ¿Cómo se sale de los márgenes cuando todo en la vida son límites?

Si la cultura tiene el poder de rebajar cualquier pena -y la pandemia demostró que lo tiene-, quizá pueda incluso con las de las mujeres privadas de libertad.

PI + La voz que nadie escucha

Pedagogías Invisibles llevamos más de 12 años trabajando para que instituciones culturales y educativas se entiendan a sí misma como agentes para la transformación social. Nuestra labor de mediación radica en generar espacios donde el arte y la educación confluyen para propiciar una ciudadanía crítica y una mayor justicia social.

Siempre nos ha gustado ubicarnos en ese espacio intermedio que pone en relación diferentes esferas sociales, y esto es lo que haremos una vez más en “La voz que nadie escucha”. Nuestro trabajo se basará en realizar un acompañamiento de los proyectos culturales y recoger información pertinente durante su implementación en las penitenciarías que permita al grupo jurídico el desarrollo de un Programa Marco.  Éste tendrá como objetivo generar una tipología de proyectos innovadores y transformativos y que sirva no solo como contexto formativo y espacio de adquisición de herramientas culturales, sino también como recurso para mejorar las penas de las reclusas.»

Start typing and press Enter to search